La Historia de Paco Pérez pasado presidente Club de Leones Sevilla

La Historia de Paco Pérez pasado presidente Club de Leones Sevilla

Hola, soy Paco Pérez, Pasado Presidente del Club de Leones de Sevilla, y quiero compartir mi experiencia como León.
Un determinado día, por el 2007, me aborda un buen amigo, y me dice que tenía que pertenecer a los Leones, marcando con el dedo índice, un diminuto Pin que llevaba en su solapa, centré la vista sobre él, porque ni se veía, creyendo que lo que llevaba era la base rota de una insignia, o algo parecido, y encontré un pin pequeño, pero muy elegante a mi parecer.
Rápidamente vino mi rechazo, y mi autodefensa:
“…No, Juan, ya pertenezco a muchas asociaciones y hermandades de Sevilla, y no quiero más líos, además no tengo tiempo para nada, ni para mi familia, tengo mucho trabajo…”
A mi amigo le dio igual mis excusas, y comentó:
“… No te preocupes, te conozco desde que éramos unos niños, y sé cómo eres, dando el perfil adecuado para pertenecer al Club de Leones de Sevilla, y te voy a presentar de todas formas, te pongas como te pongas. Yo, además, te pagaré las cuotas…”
Ante la insistencia de mi amigo, le dije que sí, pero un sí condicional, con el fin de que zanjáramos el tema, me dejara en paz, y que nuestra conversación callera en el olvido, continuando con la agradable velada que compartíamos con nuestras correspondientes esposas y amigos.
Ahora estoy orgulloso, y muy satisfecho de pertenecer a este maravilloso movimiento humanitario y filantrópico. 
Mi premisa básica dentro del leonismo es: “La sociedad me ha dado mucho y estoy en deuda con ella, y es de justicia devolverle, con mi esfuerzo, trabajo y dedicación, mi granito de arena, como gratitud”
De verdad, insisto, hay que conocer el leonismo, hace mucho bien a la sociedad, y es contagioso, “os lo aviso”, pero ese contagio, te reconforta, y te hace sentirte bien con uno mismo.
Cierto es que te da trabajo, horas que dejas de pasar con tu familia, intranquilidad y sin sabores, pero al final, una vez terminada la actividad o acción a desempeñar, ya en el camino de vuelta para tu casa, analiza, estudia, sacas conclusiones, y es, cuando te invade una sensación del deber cumplido, de satisfacción y tranquilidad de espíritu.
Nuestra insignia nos muestra un león mirando al pasado y otro mirando al futuro, y nosotros en medio, que es el presente, es decir, no olvidemos nunca lo que nos enseñaron nuestros predecesores, fijémonos en ellos, pero a la vez, forjemos el futuro, innovemos, seamos creativos, renovémonos, para seguir ayudando a los que nos necesiten, a esa sociedad desfavorecida, e intentemos reequilibrarla.
Los Leones tenemos que demostrar, día a día, que: “NOSOTROS SERVIMOS”
Gracias por vuestra atención.