Revista Leonismo 191

Revista Leonismo 191

¡Hola, Leones!


En Minnesota, aunque diciembre es frío y oscuro, nuestros corazones nunca están más cálidos y llenos de luz que durante este tiempo.
Es en diciembre cuando compartimos comidas con nuestros seres queridos y encontramos formas de conectarnos con amigos que no hemos visto en todo el año.


Buscamos maneras de dar a los necesitados. Y estamos agradecidos, más que nunca, no solo por las cosas que tenemos, sino por las formas en que podemos ayudar a quienes nos necesitan.
Además de mi familia, no hay nada en este mundo por lo que esté más agradecido que la capacidad de servir a los demás. Me siento honrado de servir sopa a las personas sin hogar, construir parques y jardines comunitarios e invertir en el cuidado de nuestro medio ambiente.
Me siento honrado por las personas que me permiten entrar en sus vidas para que pueda darles una pequeña porción de lo que el mundo me ha dado.
Leones, a medida que nos acercamos al final del calendario y comenzamos a pensar en nuestras esperanzas para el nuevo año, no nos olvidemos de las personas a las que servimos. Recordemos que todos esperamos cosas buenas en nuestras vidas, y que somos las cosas buenas en nuestras vidas: Nuestros seres queridos, nuestros compañeros Leones y aquellos a quienes servimos.

 {formbuilder:55353}